Un entorno inigualable.

Destino Zahara de los Atunes

ORIGEN

Los Fenicios fueron los primeros pueblos que se instalaron en Zahara de los Atunes. Fueron atraídos sobre todo por su riqueza pesquera, y en particular por el atún.
Los romanos continuaron con esta práctica, y llenaron muchos palacios de Roma con el delicatessen más deseado: el garum, una salsa a base de pescado.

Los árabes continuaron con la tradición pesquera, y posteriormente, tras la reconquista, se establecieron las primeras concesiones de almadraba. Es un arte de pesca que atrapa en un recinto cerrado al cardumen de atunes para su posterior extracción manual.
Estas almadrabas, y el movimiento económico y social que generaron, son el origen del pueblo de Zahara de los Atunes.

“Zahara“ procede del árabe andalusí y significa “agreste y rocoso”; y la almadraba, el arte milenario de pesca del atún, le cede el apellido a este lugar.

HISTORIA

Ser almadrabero en esas época era un oficio muy duro, y no pocos de ellos fueron ex convictos o gentes de mal vivir a los que se “desterraba” a esta zona como castigo. Ataques de los piratas moriscos o posibilidades de morir o de ser atrapado como esclavo, eran una constante.
Por estas razones, se construyeron distintos baluartes defensivos, destacando el Castillo de Zahara, construido en el siglo XVI, no solo como edificio defensivo, sino también como residencia de nobles y reyes que venían ya a Zahara para visitar las almadrabas. Este castillo es nombrado en la obra de Cervantes “La Ilustre fregona”.

A principios del siglo XVI, y debido a las buenas campañas almadraberas, Zahara empieza a poblarse. Comerciantes, militares y almadraberos serían los primeros en habitar el lugar, surgiendo así las primeras viviendas, de débiles estructuras y casi siempre adosadas a las murallas del palacio. Dicha configuración se mantuvo hasta finales del siglo XX con el boom de la construcción y el turismo.
El Castillo de Zahara de los Atunes fue declarado Monumento Nacional el 22 de abril de 1949, y en 1985 lo designaron Bien de Interés Cultural.

LAS PLAYAS

Cuenta con más de 8 kilómetros de longitud, 100 metros de anchura de dorada, fina arena y 60 metros de flora autóctona protegida por todo el litoral. Aguas frescas, limpias y cristalinas donde se funde el verde de la naturaleza con el azul del mar la definen. Gracias a que se trata de una zona protegida, se ha promovido un desarrollo sostenible y respetuoso con el entorno y el medio ambiente.
La gran variedad de playas y lo diferentes que son entre sí, hace de este lugar el ideal para cada tipo de visitante; desde aventureros excursionistas, naturistas, nudistas; hasta familias numerosas….

Playa de Zahara de los Atunes
De aproximadamente 5 kilómetros. Justo en frente del Hotel. Desde nuestras terrazas, se puede observar un atardecer que quedará grabado en su memoria para siempre.
Playa de Atlanterra
Con una longitud de 3.300 metros de arena y piedras. Existen pasarelas de madera instaladas recientemente para el fácil acceso.
Playa del Búnker o Cala de los Alemanes
Esta cala se encuentra resguardada del levante con lo que se puede disfrutar de un día de playa sin molestias; además de piscinas naturales entre rocas y protegidas por un rompeolas natural denominado «el nido del búnker», el cuál es perfecto para practicar buceo.
Playa de Agua de en Medio o Playa de los Alemanes
Con una longitud de 1.500 metros aproximadamente, se compone principalmente de arena con algunas zonas aisladas de piedras.

Podemos disfrutar de una magnífica playa con fácil acceso y poca afluencia a la vez que observamos el Faro de Camarinal y Tánger.

QUÉ HACER EN ZAHARA DE LOS ATUNES

Visitas recomendadas:
El pueblo de Zahara, que conserva la esencia de los pueblos bancos gaditanos.
Antigua ciudad Romana Baelo Claudia. Ciudad construida a finales del siglo II a.C., sobre un asentamiento fenicio.
Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Carmen, construida en el Siglo XVII.

El Palacio Jadraza, residencia de los duques de Medina Sidonia y donde Miguel de Cervantes escribió “La Ilustre Fregona”.
Subir a la Silla del Papa, que obtiene este nombre por la forma de unas ruinas que la asemejan a dicha silla. En realidad se trata de los restos de una iglesia visigoda de origen Púnica o Turdetana que estaba allí desde mucho antes que la llegada de los romanos.

ACTIVIDADES

Senderismo por los parques naturales con itinerarios equipados y señalizados para disfrutar de su belleza paisajística y riqueza ecológica. Se puede practicar senderismo, cicloturismo, paseos a caballo y deportes de montaña.

Pesca deportiva, submarinismo, piragüismo, mountain bike, windsurfing, surf, junto con excursiones a caballo o senderismo, son algunas de las actividades preferidas por los visitantes de esta zona por sus inmejorables condiciones.

CURIOSIDADES

El barco de vapor, cuyo nombre es Gibralfaro, que se encuentra varado a pocos metros de la orilla desde que se hundió el 12 de Enero de 1902 del que se puede visualizar la gran caldera de hierro oxidada.

También destacamos los pintorescos botes de pesca tradicionales que podemos encontrar frente al barrio del Zapal en el casco histórico de Zahara de los Atunes.

¿Alguna duda o petición?

Estaremos encantados de atenderte.